miércoles, 24 de junio de 2015

Coca de San Juan de Xavier Barriga

 


Vamos a utilizar la masa de brioche, una masa de origen francés que se prepara en multitud de variaciones. Es una masa flexible, de tacto suave que requiere un amasado largo. Los ingredientes deben estar fríos de la nevera para obtener una masa fría. en este caso es mejor amasar mecánicamente, pero por supuesto, también se puede hacer a mano. tendremos que dejar que la masa repose durante el amasado varias veces en el frigorífico.



INGREDIENTES:

500 gr de harina de fuerza
10 gr de sal
100 gr de azúcar
3 huevos (150 gr)
100 ml de agua fría
100 gr de mantequilla
40 gr de levadura fresca más 20 ml de agua
Un huevo batido con sal para pincelar la coca
Crema pastelera
Guindas
Piñones
Azúcar glass


ELABORACIÓN THERMOMIX:
 
El día anterior preparamos la crema pastelera y ponemos los piñones en un cuenco cubiertos de agua.

En el vaso de la Thermomix ponemos  la harina, la sal, el azúcar, los huevos, el agua. Vaso cerrado, velocidad espiga.

Con el vaso en marcha vamos añadiendo por el bocal la mantequilla, cortada en dados y bien fría. Amasamos hasta que la mantequilla este totalmente integrada.

A continuación incorporamos la levadura fresca disuelta en el agua fría. Seguimos amasando. Hay que amasar hasta que la masa no se nos pegue. Requiere bastante tiempo. Si veis que la masa necesita un poco de frío la metéis en la nevera.

Untamos un cuenco con un poco de aceite, hacemos una bola, tapamos con film y dejamos en la nevera durante una hora.

Transcurrido el tiempo, dividimos la masa en porciones. Estiramos dando forma ovalada con ayuda del rodillo. Hice una grande y otra pequeña.

Volvemos a tapar con film y metemos en la nevera 30 minutos más.

Sacamos, pincelamos con huevo batido y sal.

Adornamos con la crema pastelera, los piñones bien escurridos, las guindas o cerezas y espolvoreamos con abuntande azúcar glass.

Dejamos levar la masa en un lugar cálido (dentro del horno) y sin corrientes de aire.

Precalentamos el horho a 190º y horneamos con ventilador unos 15 minutos o hasta que la veáis dorada.








 

ELABORACIÓN TRADICIONAL:

El día anterior preparamos la crema pastelera  y ponemos los piñones en un cuenco cubiertos de agua.

Ponemos en un bol grande la harina, la sal, el azúcar, los huevos, el agua y empezamos con el amasado.

Vamos añadiendo la mantequilla, cortada en dados y bien fría. Amasamos hasta que la mantequilla este totalmente integrada.

A continuación incorporamos la levadura fresca disuelta en el agua fría. Seguimos amasando. hay que amasar hasta que la masa no se nos pegue. Requiere bastante tiempo. si veis que la masa necesita un poco de frío la metéis en la nevera.

Untamos un cuenco con un poco de aceite, hacemos una bola, tapamos con film y dejamos en la nevera durante una hora.

Transcurrido el tiempo, dividimos la masa en porciones. Estiramos dando forma ovalada con ayuda del rodillo. Hice una grande y otra pequeña.

Volvemos a tapar con film y metemos en la nevera 30 minutos más.

Sacamos, pincelamos con huevo batido y sal.

Adornamos con la crema pastelera, los piñones bien escurridos, las guindas o cerezas y espolvoreamos con abuntande azúcar glass.

Dejamos levar la masa en un lugar cálido (dentro del horno) y sin corrientes de aire.

Precalentamos el horho a 190º y horneamos con ventilador unos 15 minutos o hasta que la veáis dorada.









NOTA: ha quedado estupenda, súper esponjosa, deliciosa. Al día siguiente seguía perfectamente. Sin duda la mejor receta de coca brioche que he probado. Gracias Xavier!!!

Fuente: Xavier Barriga, Cocinando entre olivos.

Tarta mousse de limón con gelatina de gin tonic




 
INGREDIENTES:

Para la base de bizcocho:
2 huevos
60 gr de azúcar
60 gr de harina de repostería
1 pizca de sal

Para el almíbar de limón:
120 gr de agua
100 gr de azúcar
30 gr de zumo de limón

Para la mousse de limón:
250 gr de leche
1 sobre de gelatina de limón
200 gr de zumo de limón
1 lata pequeña de leche condensada (390 gr)
400 gr de nata para montar, mínimo 35% materia grasa

Para la gelatina de gin- tonic:
6 hojas de gelatina (12 gr)
100 gr de agua
150 gr de azúcar
75-80 gr de zumo de limón
120 gr de ginebra
200 gr de tónica

Para la decoración:
4-5 rodajas finas de limón
Almendra crocanti


ELABORACIÓN THERMOMIX:

Bizcocho:

Precalentamos el horno a 180 grados.
Forramos la base de un molde desmoldable con papel de hornear. Yo lo hice en un molde de 26 cm. Reservamos
Mariposa en las cuchillas, echamos huevos y azúcar. Programamos 6 min. 37 grados, vel. 4. Después 6 min. mas sin temperatura misma velocidad.
Añadimos la harina y la pizca de sal, mezclamos 8 segundos a vel. 3. Quitamos la mariposa y acabamos de mezclarlo con la espátula.
Vertemos en nuestro molde y horneamos unos 12 minutos a 180 grados.
Sacamos y dejamos templar.


Almíbar:

Mientras se hornea el bizcocho, ponemos los ingredientes del almíbar en un cazo y dejamos que hierva unos 4 minutos. Dejamos enfriar y reservamos.



Mousse de limón:

Con el vaso y la tapa limpia, ponemos la leche y programamos 5 min. 90 grados, vel. 1.
Echamos la gelatina de limón alrededor de las cuchillas y mezclamos 30 segundos, a vel. 3.
Añadimos el zumo de limón y la leche condensada. Programamos 1 min. Vel. 3. Vertemos la mezcla en un bol y dejamos enfriar.
Lavamos y secamos muy bien el vaso.
Colocamos la mariposa en las cuchillas y montamos la nata en vel. 3 y medio, sin tiempo, hasta que este montada. Vertemos la nata montada en un bol.
Cuando la crema de limón este casi fría vamos mezclandola poco a poco con la nata, con movimientos envolventes. Después vertemos la mezcla sobre el bizcocho que habremos emborrachado con el almíbar.
Dejamos en la nevera unas 5 horas.


Gelatina de gin- tonic:

Cuando la mousse este cuajada, preparamos la cobertura.
Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría. Reservamos.
En el vaso, ponemos el agua y el azúcar, programamos 3 min. 100 grados, vel. 1.
Añadimos las hojas de gelatina escurridas y mezclamos 30 seg. Vel. 2.
Incorporamos el zumo de limón, la ginebra y la tónica, mezclamos 30 seg. Vel. 3. Dejamos templar en un bol.
Con mucho cuidado, vertemos sobre la mousse y la dejamos en el frigorífico hasta que cuaje completamente. Mucho mejor si la hacemos de un día para otro.



Decoración:

Desmoldamos la tarta, la decoramos con las rodajas de limón. Con almendra crocanti.






ELABORACIÓN TRADICIONAL:

Bizcocho:

Precalentamos el horno a 180 grados.
Forramos la base de un molde desmoldable con papel de hornear. Yo lo hice en un molde de 26 cm. Reservamos.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen.
Poco a poco vamos añadiendo la harina y la pizca de sal. Mezclando con una espátula, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, para que los huevos no se nos vengan abajo.
Vertemos en nuestro molde y horneamos unos 12 minutos a 180 grados.
Sacamos y dejamos templar.


Almíbar:

Mientras se hornea el bizcocho, ponemos los ingredientes del almíbar en un cazo y dejamos que hierva unos 4 minutos. Dejamos enfriar y reservamos.


Mousse de limón:

En un cazo calentamos la leche, cuando empiece a hervir añadimos la gelatina de limón y removemos para que no quede ningún grumo. A continuación añadimos el zumo de limón y la leche condensada. Mezclamos hasta que todo este bien incorporado. Vertemos en un bol y dejamos enfriar.
Montamos la nata, vigilando de no pasarnos.
Cuando la crema de limón este casi fría, la vamos vertiendo poco a poco sobre la nata y mezclamos con movimientos envolventes, de arriba hacia abajo hasta que todo este bien integrado.
Vertemos sobre el bizcocho que habremos emborrachado con el almíbar y dejamos en la nevera unas 5 horas.


Gelatina de gin- tonic:

Cuando la mousse este cuajada, preparamos la cobertura.
Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría. Reservamos.
En un cazo calentamos el agua con el azúcar. Cuando empiece a hervir apartamos del fuego y añadimos las hojas de gelatina bien escurridas, removemos con unas varillas para que se disuelva bien.
A continuación, añadimos el zumo de limón, la ginebra y la tónica. Mezclamos, dejamos enfriar.
Con mucho cuidado, vertemos sobre la mousse y la dejamos en el frigorífico hasta que cuaje completamente. Mucho mejor si la hacemos de un día para otro.


Decoración:

Desmoldamos la tarta, la decoramos con las rodajas de limón. Con almendra crocanti.







NOTA: Nos ha gustado muchísimo esta tarta. Este veranito la voy hacer más de una vez.

Fuente: MisThermorecetas.

Coca de llanda



 
La coca de llanda es un bizcocho típico de la Comunidad Valenciana, este bizcocho está hecho en una placa de horno, que en valenciano se llama llanda. Su forma es rectangular, de unos 20cm a 30cm de largo y de unos 5cm de alto.


INGREDIENTES:

5 huevos
300 gr de azúcar
400 ml de leche
200 ml de aceite
500 gr de harina
Ralladura de un limón
4 parejas de gasificantes
Azúcar y canela


ELABORACIÓN THERMOMIX:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos los huevos y el azúcar. Programamos 37 grados, 6 minutos, vel. 4.

Cuando finalice otros 6 minutos, vel. 4 sin temperatura.

Añadimos el aceite, la leche y la ralladura y mezclamos unos 10 seg. Vel 3.

Incorporamos la harina tamizada y los gasificantes, mezclamos 10 seg. Vel. 3. Acabamos de mezclar bien con la espátula.

En una bandeja para horno la untamos con mantequilla y la forramos con papel vegetal.

Vertemos la mezcla y espolvoreamos con la azúcar y la canela.

Lo metemos en el horno, pasados 30 minutos pincharemos con un palillo, si sale seco estará listo.

Dejaremos enfriar y listo.





 
ELABORACIÓN TRADICIONAL:

Precalentamos el horno a 180 grados.

En un bol ponemos los huevos, el azúcar y batimos.

A continuación echamos el aceite, la leche y la ralladura de limón. Batimos.

Incorporamos la harina poco a poco y una vez está mezclado echamos los gasificantes.

En una bandeja para horno la untamos con mantequilla y la forramos con papel vegetal.

Vertemos la mezcla y espolvoreamos con la azúcar y la canela.

Lo metemos en el horno, pasados 30 minutos pincharemos con un palillo, si sale seco estará listo.

Dejaremos enfriar y ya estará listo.












Fuente: Cocinando con Montse.

lunes, 8 de junio de 2015

Coca de Sant Joan de chocolate




INGREDIENTES:

Para la crema de chocolate:
230 gr de chocolate con leche
360 gr de leche
30 gr de azúcar
2 huevos
30 gr de maizena
30 gr de mantequilla 
1 cucharadita de cainilla
pizca de canela

Para la masa:
100 gr de leche
25 gr de levadura fresca
440 gr harina de fuerza
100 gr de mantequilla
2 huevos grandes
1 cucharadita de vainilla
100 gr de azúcar
Pizca de sal

Un huevo para pintar
Piñones, gotas de chocolate, guindas.....para decorar

ELABORACIÓN THERMOMIX:

Crema de chocolate:
Trituramos el chocolate a golpes de turbo. Reservamos.
Sin lavar el vaso, echamos la leche, el azúcar, los huevos, la maizeca, la mantequilla y la pizca de canela, programamos 8 minutos, 90º, vel. 4.
Añadimos el chocolate que teníamos reservado y mezclamos durante 1 min. en vel. 4. Dejamos enfriar en la nevera mientra preparamos la masa.

Masa:
Sin lavar el vaso, calentamos la leche 1 min. 37º, vel. 1.
A continuación añadimos la levadura, mezclamos 4 segunos en vel. 4.
Echamos la harina, la mantequilla, los huevos, la vainilla, el azúcar y la sal, programamos 3 min. vaso cerrado, espiga. dejamos reposar la masa en un bol durante una hora y media, tapada con un paño limpio, tiene que doblar su volumen. Ahora con la calor que hace no ha tardado ni media hora en levar, así da gusto.
Una vez levada la masa, desgasificamos (amasamos ligeramente para sacar el aire) y dividimos en dos trozos.
Estiramos una parte de la masa, la colocamos sobre la bandeja de horno forrada con papel de hornear, rellenamos con la crema de chocolate y tapamos con la otra parte de masa estirada. Sellamos los bordes, pintamos con huevo y adornamos. La gotitas de chocolate las pondremos cuando tengamos nuestra coca horneada.

Dejamos reposar la coca mientras precalentamos el horno a 180º.
Horneamos durante unos 25 minutos.












ELABORACIÓN TRADICIONAL:

Crema de chocolate:
En un cazo, echamos la leche, el azúcar, los huevos, la maizena, la mantequilla, la vainilla y la pizca de canela, trituramos para que no haya grumos. Llevamos a fuego bajo, removiendo con las varillas hasta que la crema espese, que no llegue a hervir.
Apartamos del fuego e incorporamos el chocolate troceado y mezclamos, hasta que el chocolate de funda completamente.
Dejamos enfriar en la nevera mientras preparamos la masa.

Masa:
Templamos un poco la leche en el microondas y disolvemos la levadura.
Incorporamos la harina, la mantequilla, los huevos, la vainilla, el azúcar y la sal. Amasamos hasta obtener una masa elástica. La ponemos en un bol, tapado con un paño limpio durante una hora y media, tiene que doblar el volumen. Ahora con la calor que hace en apenas media hora es suficiente, así da gusto.
Cuando la masa haya levado, desgasificamos (amasamos ligeramente la masa para quitarle el aire), dividimos en dos trozos. Estiramos una parte, cubrimos de crema de chocolate y cubrimos con la otra parte de masa estirada. Sellamos los bordes, pintamos con huevo batido y adornamos. Las gotitas de chocolate las pondremos después de que hayamos horneado la coca.

Dejamos reposar mientras precalentamos el horno a 180º.
Horneamos durante unos 25 minutos.












NOTA:
Podemos congelarla en porciones si no la vamos a consumir toda.
Yo he hecho la mitad de las cantidades para la crema de chocolate. Las cantidades que os pongo son las que viene en la receta original.

FUENTE:
Ana Sevilla.

Chessecake de Ferrero Rocher y Nutella

 

 
INGREDIENTES:

Para la crema de queso:
300 gr de queso Philadelphia a temperatura ambiente
60 gr de azúcar glass
1 cucharadita de vainilla
200 gr. nata líquida 35% mat. grasa muy fría
8 bombones Ferrero Rocher troceados

Para la base:
10 obleas (las que hacemos servir para el corte de helado)
70 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
 3 cucharas soperas de Nutella

Para la cobertura:
4 cucharadas soperas de Nutella caliente
20 gr de avellanas troceadas
Bombones Ferrero Rocher para decorar



ELABORACIÓN THERMOMIX:

Base:
Forramos nuestro molde con papel de horno y lo untamos con un poquito de mantequilla.
Trituramos las obleas a golpes de turbo. Incorporamos la mantequilla, la Nutella y mezclamos en vel. 3 durante 15 segundos.

Relleno:
Primero, montamos la nata. Ponemos la mariposa y montamos en vel. 3 y medio, con cuidado de no pasarnos. Reservamos.

Sin lavar el vaso, echamos el queso Philadelphia con el azúcar glas y mezclamos con la mariposa en vel. 3 y medio, durante 30 segundos, antes de que finalice en tiempo le añadimos la vainilla.

Sacamos la crema del vaso y le vamos incorporando poco a poco la nata, con movimientos envolventes hasta que todo esté bien integrado. por ultimo añadimos los Ferrero Rocher troceados.
Echamos el relleno sobre la base de obleas y metemos en la nevera un par de horas.

Cobertura:
Calentamos en el microondas la Nutella y vertemos con cuidado sobre la chessecake. Echamos las avellanas troceadas y la metemos en la nevera por lo menos durante 24 horas.
Antes de servir decoramos con los bombones Ferrero Rocher.








ELABORACIÓN TRADICIONAL:

Base:
Forramos nuestro molde con  papel de horno y lo untamos con un poquito de mantequilla.
Trituramos las obleas y las mezclamos con la mantequilla y la Nutella.
Forramos la base del molde con la pasta de obleas y lo dejamos endurecer en la nevera.

Relleno:
Primero, montamos la nata con las varillas y reservamos.
Batimos el queso Philadelphia con el azúcar glass unos minutos y añadimos la vainilla.
Vamos incorporando la nata a la crema de queso poco a poco, con movimientos envolventes hasta que este todo bien integrado. Por último echamos los ferrero Rocher troceados.
Echamos la mezcla sobre nuestra base de obleas y metemos en la nevera un par de horas.

Cobertura:
Calentamos en el microondas la Nutella y vertemos con cuidado sobre la chessecake. Echamos las avellanas troceadas y la metemos en la nevera por lo menos durante 24 horas.
Antes de servir decoramos con los bombones Ferrero Rocher.








NOTA:
He utilizado un molde de 20 cm.



Fuente:
Los Dulces de Victoria.