Tarta Sacher




INGREDIENTES BIZCOCHO:

200 gr. almendra cruda
4 huevos L
210 gr. azúcar
250 gr. leche
220 gr. aceite girasol
150 gr. cacao en polvo
100 gr. harina
1 sobre levadura en polvo
pizca sal

INGREDIENTES RELLENO:

150 gr. chocolate negro 70%-85% mínimo
240 gr. nata montar
25 gr. miel
50 gr. mantequilla
1 tarro de mermelada de albaricoque

INGREDIENTES COBERTURA:

5 láminas gelatina
120 gr. nata montar
170 gr. agua
130 gr. azúcar
75 gr. cacao en polvo

ELABORACIÓN BIZCOCHO THERMOMIX:

Precalentar el horno a 180º.
Moler la almendra, 20 seg. vel. 5-7-10. Reservar.
Sin lavar el vaso,ponemos los huevos y  el azúcar ,4 min. 37º, vel.4. Otros 4 min. sin temperatura misma velocidad.
Añadir el resto de ingredientes y la almendra molida reservada, programar 20 seg. vel.6.
Volcar en un molde, mejos desmontable,  de unos 23 cm bien engrasado y hornear unos 50 minutos, apagar el horno y dejarlo dentro otros 10 minutos, con la puerta cerrada, para que se termine de hacer. Según el horno.
Dejar enfriar y desmoldar.



ELABORACIÓN RELLENO THERMOMIX:

En el vaso, poner el chocolate negro troceado, nata, miel y mantequilla , 3 min. 50º, vel.2. Que quede todo bien fundido. Dejar enfriar casi por completo.
Cortar el bizcocho en 3 discos, rellenar uno con la mermelada, tapar, rellenar con el ganaché , tapar y cubrir con el resto de ganaché. Llevar a la nevera, hasta que lo veamos opaco, sin brillo.







ELABORACIÓN COBERTURA THERMOMIX:

Remojar las láminas de gelatina en agua fría.
Sin lavar el vaso del ganaché, nata , agua, azúcar y cacao, 5 min. 100º, vel.4.
Añadir la gelatina bien escurrida, 1 min. vel.4. Mientras que el ganaché se solidifica,  dejar que baje la temperatura a 30º, remover de vez en cuando para que no haga costra.
Cubrir la superficie y dejar que caiga por los bordes, terminar de cubrir y llevar a la nevera.
Adornar.







ELABORACIÓN DEL BIZCOCHO TRADICIONAL:
 
Precalentar el horno a 180º.
Moler la almendra con un molinillo y mezclar en un bol con la harina, cacao en polvo y levadura, para que cernir los ingredientes secos y que entre aire. Reservar.
Con varillas eléctricas, espumar los huevos con el azúcar y pizca de sal, hasta que blanqueen y doblen volumen.
Añadir la leche, el aceite y batir un poco.
Bajar la velocidad de las varillas, e ir echando poco a poco la mezcla de harina.
Volcar en un molde, mejor desmontable,  de unos 23 cm bien engrasado y hornear (180º), unos 50 minutos, apagar el horno y dejarlo dentro otros 10 minutos, con la puerta cerrada, para que se termine de hacer. Según el horno. Dejar enfriar y desmoldar.

ELABORACIÓN DEL RELLENO TRADICIONAL:

Fundir el chocolate negro troceado, nata, miel y mantequilla a fuego bajo, hasta que se deshaga el chocolate. Dejar enfriar a temperatura ambiente casi por completo.
Cortar el bizcocho en 3 discos, rellenar uno con la mermelada, tapar, rellenar con el ganaché , tapar y cubrir con el resto de ganaché. Llevar a la nevera, hasta que lo veamos opaco, sin brillo.

ELABORACIÓN COBERTURA TRADICIONAL:

Remojar las láminas de gelatina en agua fría.
Mezclar en un cazo, la nata, agua, azúcar y cacao en frío con una varilla, hasta que no tenga grumos. Llevar al fuego hasta que dé un hervor.
Añadir la gelatina bien escurrida, y mezclar bien. Mientras que el ganaché se solidifica,  dejar a temperatura ambiente, dar vueltas de vez en cuando para que no haga costra.
Cubrir la superficie y que caiga por los bordes, terminar de cubrir y llevar a la nevera.
Adornar de forma sencilla.








NOTAS:
El bizcocho mejor lo hacemos de un día para otro. Lo conservaremos tapándolo con papel film.
La tarta es mejor hacerla de un día para otro.

Se puede congelar.
Fuente: Ana Sevilla.

Comentarios

Entradas populares