Tarta arcoiris





INGREDIENTES BIZCOCHO BUTTERMILK Y VAINILLA:

500 gr de harina
2 sobre de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de sal
400 ml de buttermilk (lo encontraréis en Lidl)
2 cucharada de extracto de vainilla
250 gr. de mantequilla
400 gr. de azúcar
6 huevos

ELABORACIÓN CON THERMOMIX:

En un bol pesamos la harina y añadimos la levadura, el bicarbonato y la sal, reservamos.

Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, programamos velocidad 4 hasta obtener una masa esponjosa y suave.

Bajamos a velocidad 3 y vamos añadiendo los huevos de uno en uno. Primero uno , cuando se integre bien añadimos el siguiente. Con esto conseguiremos mezclar muy bien los huevos con el azúcar y que entre aire a la masa, de esta manera conseguiremos una masa muy esponjosa.

Ahora vamos incorporando a la mezcla anterior de huevos, mantequilla y azúcar, un poco de harina y a continuación un poco de buttermilk y el extracto de vainilla a la masa alternativamente. Empezando y acabando con la harina. Mezclamos a velocidad 3 el tiempo justo para que la harina y el buttermilk estén incorporados.

Cuando tengamos la masa hecha, la distribuimos en unos moldes redondos desechables (los encontraréis en Mercadona), poniendo la misma cantidad en cada molde, engrasados muy bien con aceite o margarina.

Preparamos los colorantes: rojo, naranja, amarillo, verde, azul y morado.

Ponemos unas gotas de los diferentes colorantes en cada molde, removemos muy bien para que no queden zonas de masa blanca.

Precalentamos el horno a 180 grados y horneamos durante unos 25 minutos (comprobando que estén bien hechos ). Primero horneé tres moldes y luego los dos restantes.

Los dejamos enfriar en una rejilla, desmoldamos.

Los envolvemos en papel film y los dejamos en la nevera, es mucho mejor preparar los bizcochos el día anterior, se trabajan mucho mejor. 



ELABORACIÓN TRADICIONAL:

En un cuenco ponemos la harina,la levadura, el bicarbonato y la sal. Tamizamos y reservamos.

Batimos la mantequilla junto con el azúcar, hasta que obtengamos una masa esponjosa y suave.

Añadimos los huevos uno a uno, hasta que no se haya integrado un huevo no añadiremos el siguiente.

Ahora vamos incorporando a la mezcla anterior de huevos, mantequilla y azúcar, un poco de harina y a continuación un poco de buttermilk y el extracto de vainilla a la masa alternativamente. Empezando y acabando con la harina. Se mezcla todo a velocidad 3 el tiempo justo para que la harina y el buttermilk estén incorporados.

Cuando tengamos la masa hecha, la distribuimos en unos moldes redondos desechables (los encontraréis en Mercadona), poniendo la misma cantidad en cada molde, engrasados muy bien con aceite o margarina.

Preparamos los colorantes: rojo, naranja, amarillo, verde, azul y morado.

Ponemos unas gotas de los diferentes colorantes en cada molde, removemos muy bien para que no queden zonas de masa blanca.

Precalentamos el horno a 180 grados y horneamos durante unos 25 minutos (comprobando que estén bien hechos ). Primero horneé tres moldes y luego los dos restantes.

Los dejamos enfriar en una rejilla, desmoldamos.

Los envolvemos en papel film y los dejamos en la nevera, es mucho mejor preparar los bizcochos el día anterior, se trabajan mucho mejor. 

 


INGREDIENTES GANACHE CHOCOLATE BLANCO

400 ml de nata liquida para montar
400 gr de chocolate blanco.

ELABORACIÓN THERMOMIX:

Ponemos el chocolate a trozos en el vaso y programamos 5 segundos en velocidad 6. Sacamos y reservamos.

Vertemos la nata en el vaso, sin lavarlo, y programamos 6 minutos, 90º, velocidad 2.

Añadimos el chocolate troceado y mezclamos programando 30 segundos, velocidad 3, o hasta que el chocolate esté fundido.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y ponemos en la nevera unas 12 horas.

Montamos como la nata normal, ponemos la mariposa en las cuchillas, a velocidad 3 y medio, y controlando por el bocal, hasta que esté montado.







ELABORACIÓN TRADICIONAL:

En un cazo ponemos a calentar la nata a fuego no muy fuerte, cuando empiece a hervir apartamos del fuego y añadimos el chocolate blanco cortado a trocitos.

Movemos con una espátula hasta que se derrita todo el chocolate.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y ponemos en la nevera unas 12 horas. Lo hacéis el día de antes, como los bizcochos

Lo montamos con la batidora de varillas, como la nata normal.

NOTA: Cuando esta sin montar tiene un color amarillento y al montarlo blanquea.


MONTAJE DE LA TARTA PARA AMBAS ELABORACIONES:

En el plato que la vayamos a servir colocamos el primer bizcocho, ponemos una fina capa de ganaché, ponemos encima el segundo bizcocho, ganaché....hasta acabar con todos los bizcochos.

Cubrimos toda la tarta con el ganaché restante. Yo ente caso adorné con confeti.

 







Fuente: Mas dulce que salado.

Comentarios

  1. Mira por donde te has ganado una seguidora más.
    No conocía tu blog, a partir de ahora espero que sigamos en contacto.
    Gracias por ser tan comprensiva... muchos no lo entienden, pero si permito que todos entren y pongan publicidad, el grupo pierde su esencia que es compartir recetas y el cariño por la cocina!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti!!! Encantada de tenerte por aquí Choni, hasta pronto, un beso!!

      Eliminar
  2. Qué bonito!!! Sólo verlo ya entran ganas de metes la cuchara!! Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares