Kringle Stonia



El Kringle Stonia es el equivalente a nuestro roscón de reyes, típico de Estonia. Se puede rellenar de muchas cosas, pasas maceradas en licor, trocitos de chocolate, nueces, almendras, trocitos de fruta confitada....en definitiva riquísimo y lo mas importante muy fácil de hacer. Ideal para las Navidades.

INGREDIENTES:

Para la masa:
30 gramos de azúcar
la piel de medio limón, media naranja o un poco de cada, a gustos
120 gramos de leche
30 gramos de mantequilla
15 gramos de levadura prensada fresca
1 yema de huevo
300 gramos de harina de fuerza
1 pellizco de sal

Para el relleno:
50 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente
60 gramos de azúcar
2 cucharadas de canela molida ( yo no le he puesto)
50 gramos de nueces, peladas, fruta confitada, uvas pasas maceradas en licor....Yo he puesto trocitos de chocolate y nueces.

Para el glaseado:
20 gramos de clara de huevo
50 gramos de azúcar glass

ELABORACIÓN CON THERMOMIX:

Para la masa, poner el azúcar en el vaso y programar 15 segundos, velocidad 10.

Añadir la piel de limón y programar 15 segundos, velocidad 10.

Bajar los restos de la paredes, con la espátula y añadir la leche, la mantequilla y la levadura y programar 1 minuto, 37º, velocidad 2.

Incorporar la yema y programar 4 segundos, velocidad 3.

Agregar la harina y la sal y programar 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Retirar la masa del vaso y dar forma de bola.



Dejar reposar dentro de una bolsa de plástico, hasta que doble su tamaño, una hora aproximadamente.




Sin lavar el vaso, preparamos el relleno, ponemos la mantequilla, el azúcar y la canela y programar 30 segundos, velocidad 2.

Precalentamos el horno a 180º.

Cuando la masa haya doblado su volumen, ponemos sobre papel de hornear, extendemos la masa con un rodillo, formamos un rectángulo.



Untamos la masa con el relleno, repartir el relleno elegido, en este caso trocitos de chocolate y nueces y enrollamos por la parte ancha.




Cortamos el rollo por la mitad, a lo largo y dejamos uno de los extremos sin cortar.



Cruzamos las dos partes, dejando los cortes hacia arriba y unimos los dos extremos, formar un circulo.







Lo colocamos en una bandeja de horno, forrada con el papel de hornear.
Horneamos20 minutos a 180º.



 



Mientras preparamos el glaseado, mezclamos en un bol la clara de huevo con el azúcar glass y removemos hasta que no queden grumos.

Sacamos del horno y pintamos con el glaseado.




ELABORACIÓN TRADICIONAL:

Templamos la leche y disolvemos en ella la levadura.

Ponemos la harina dentro de un bol, le añadimos la sal, el azúcar y la ralladura de limón y naranja.

Mezclamos todo y a continuación incorporamos la leche, la yema de huevo y la mantequilla.

Amasamos bien y dejamos reposar tapado con un paño hasta que doble su volumen, una hora aproximadamente.

Preparamos el relleno, para ello mezclamos bien con la batidora la mantequilla, el azúcar y la canela, formando una pasta.

Precalentamos el horno a 180º.

Cuando la masa haya doblado su volumen, ponemos sobre papel de hornear, extendemos la masa con un rodillo, formamos un rectángulo.

Untamos la masa con el relleno, repartir el relleno elegido, en este caso trocitos de chocolate y nueces y enrollamos por la parte ancha.

Cortamos el rollo por la mitad, a lo largo y dejamos uno de los extremos sin cortar.

Cruzamos las dos partes, dejando los cortes hacia arriba y unimos los dos extremos, formar un circulo.

Lo colocamos en una bandeja de horno, forrada con el papel de hornear.
Horneamos20 minutos a 180º.

Mientras preparamos el glaseado, mezclamos en un bol la clara de huevo con el azúcar glass y removemos hasta que no queden grumos.

Sacamos del horno y pintamos con el glaseado.











Fuente: El Trasgu de las galletas.

Comentarios

Entradas populares