Roscón de Reyes súper fácil


 
 
INGREDIENTES:

3 huevos
150 de nata líquida
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
500 gr de harina NORMAL
130 gr de azúcar
Ralladura de una naranja
Agua de azahar (a gustos)
1 sobre de levadura de panadería o un cubito de 25 gr de levadura fresca
Pizca de sal

Para decorar:
Fruta escarchada, almendra laminada, azúcar humedecida...
Un huevo para pintar


ELABORACIÓN THERMOMIX:

Echamos en el vaso la nata, la ralladura de naranja, el azúcar, los tres huevos y el agua de azahar programamos 37 grados, 3 minutos, velocidad 3.

A continuación, añadimos la harina con la levadura, programamos 4 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Después añadimos la sal, la mantequilla, y programamos 4 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Apagamos la Thermomix, la tapamos con un paño y dejamos que la masa salga por el hueco del cubilete.

Cuando veamos que ya ha levado, sacamos la masa del vaso, amasamos un poco para quitarle el aire y le damos forma de roscón. Podéis poner un aro de emplatar en el centro o hacerlo con papel de aluminio, para que no pierda la forma.

Pintamos con huevo batido con la ayuda de un pincel.

Adornamos con almendra laminada, guindas, fruta, azúcar humedecida...

Dejamos que leve otra vez, contra mas largo sea el tiempo de levado mas esponjoso quedará.

Precalentamos el horno a 200 grados.

Después horneamos el roscón entre 20-25 minutos. Vigilando, que cada horno es diferente. Si veis que coge color rápidamente, ponéis un trozo de papel de aluminio encima del roscón.
 
 




 


ELABORACIÓN TRADICIONAL:

Hacemos un volcán con la harina, en el centro hacemos un agujero y echamos la nata, la levadura, la mantequilla, los huevos, el azúcar, el agua de azahar, la ralladura y la pizca de sal.

Vamos mezclando bien. Una vez los líquidos estén perfectamente mezclados, amasamos como mínimo 15 minutos.

Tapamos la masa y dejamos que doble su volumen, contra mas largo sea el tiempo de levado, mas esponjoso nos quedara.

Cuando haya levado, amasamos para quitar el aire y le damos forma de roscón. Podéis poner un aro de emplatar en el centro o hacerlo con papel de aluminio, para que no pierda la forma.

Pintamos con huevo batido con la ayuda d el pincel.

Adornamos con almendra laminada, guindas, fruta, azúcar humedecida...

Dejamos que leve otra vez, contra mas largo sea el tiempo de levado mas esponjoso quedará.

Precalentamos el horno a 200 grados.

Después horneamos el roscón entre 20 minutos. Vigilando, que cada horno es diferente. Si veis que coge color rápidamente, ponéis un trozo de papel de aluminio encima del roscón.
 






 


NOTA:
Podéis rellenarlo de lo que mas os guste o dejarlo tal cual.

Comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares